Historia
| ¿Qué es el corrugado? | Tipos de corrugado | Proceso de producción | Beneficios de los empaques corrugados | Sustentabilidad | Seguridad | Ambientales | Higiene | Protección | Embalaje |

Historia

La historia del corrugado data de hace más de un siglo. El corrugado nació de un nuevo uso del papel y de la creciente necesidad de empacar y proteger los productos. Gracias a sus materias primas básicas, y a pesar de los considerables cambios, los modernos embalajes de cartón corrugado no son tan diferentes a los de nuestros bisabuelos.

Esta construcción ingenua es y seguirá siendo rentable, moderna e innovadora.
En 1856 dos ingleses, Healey y Allen obtuvieron una patente para el primer uso conocido de corrugado. El papel se alimentó a través de una máquina manual muy simple hecha de dos rodillos acanalados. El resultado fue un bonito papel acanalado utilizado como forro en sombreros.

El primer uso del papel corrugado para empaque fue realizado por un estadounidense, Albert L. Jones, quien obtuvo una patente para el uso de papel corrugado para envolver artículos frágiles como botellas.

¿Qué es el corrugado?

El cartón corrugado se fabrica a partir de papel fabricado con fibras de celulosa virgen o reciclada. Se compone de una combinación de dos hojas de papel llamadas “capas” pegadas a una hoja de cartón ondulado. Estas tres capas de papel se ensamblan de tal manera que proporcionan una mejor estructura global que la de cada capa separada.

Esta ingeniosa construcción forma una serie de arcos arqueados, que están conectados entre sí y son bien conocidos por su capacidad de soportar pesos pesados.

Esta estructura confiere al cartón corrugado una gran rigidez y resistencia al desgaste por su resistencia. El aire que circula en las flautas también sirve como aislante, lo que proporciona un excelente aislamiento térmico y protección contra las fluctuaciones de temperatura.

Esto es lo que hace del cartón corrugado un recurso natural renovable y sostenible.

Existen muchos tipos diferentes de cartón corrugado, cada uno con diferentes ranuras y perfiles en diferentes tamaños que ofrecen muchas posibilidades,
combinaciones diseñadas para crear embalajes con diferentes características y prestaciones.

El cartón corrugado se corta y dobla en una infinita variedad de formas y tamaños para convertirse en envases de cartón ondulado, además de ser un material de embalaje de alto rendimiento diseñado para embalar, proteger enviar productos.

Tipos de corrugado

El grosor del cartón ondulado se define por la combinación de dos parámetros:

  • Combinación entre caras lisas y onduladas
  • Altura de la onda o canal de las hojas onduladas

En cuanto al primer parámetro, las cajas de cartón ondulado se componen de una o varias capas de papel liso y hojas onduladas superpuestas y unidas entre sí con adhesivo. Las distintas combinaciones entre papeles lisos y ondulados dan lugar a una primera clasificación de tipos de cartón:

  • Cartón de simple cara: Formado por una cara lisa y una hoja ondulada. Es un cartón ligero ideal como cartón de amortiguación, protección o refuerzo.
  • Cartón de una onda o cartón de doble cara: Formado por dos caras lisas y una hoja ondulada. Es la combinación de cartón ondulado más utilizada.
  • Cartón de dos ondas o cartón doble doble: Formado por tres caras lisas y dos onduladas. Su nivel de resistencia es bastante alto y se utiliza en el embalaje de productos frágiles o pesados.
  • Cartón triple: Formado por cuatro caras lisas y tres caras onduladas. Es el cartón que ofrece mayor resistencia, es casi tan resistente como la madera.

Proceso de producción

Una corrugadora es un conjunto de máquinas diseñadas para juntar tres, cinco o siete hojas de papel para formar un tablero de pared simple, doble o triple en un proceso continuo.

Las 3 etapas clave:

  • Corrugado de las flautas y asegurar a un solo trazador de líneas
  • Agregar el forro exterior para hacer una tabla rígida
  • Cortar el tablero al tamaño correcto

Tres hojas de papel (cartón) se desenrollan simultáneamente en el corrugador: el forro interior, el forro exterior y en el medio, el medio (también llamado estriado).

La hoja mediana recibe una “ola”. Esta corrugación se obtiene presionando la lámina bajo calor a través de rodillos metálicos ranurados. Esta operación le da al papel su forma estriada en el facer único.

El almidón se aplica a las puntas de las flautas en un lado, el forro exterior y el forro interior están pegados a las puntas de la hoja de papel medio corrugado.

El cartón corrugado sale del corrugador.

El proceso de conversión: el convertidor de línea

Esta etapa final del proceso consiste en imprimir y ranurar, doblar y pegar el cartón corrugado para fabricar un envase corrugado.

Las diferentes operaciones se llevan a cabo de acuerdo con las especificaciones del cliente y según el tipo de embalaje.

El proceso de conversión varía según el tipo de embalaje.

BENEFICIOS DE LOS EMPAQUES CORRUGADOS

SUSTENTABILIDAD

 El cartón corrugado es sustentable por naturaleza gracias a su contenido orgánico, papel y pegamento de almidón, el cartón corrugado es un producto genuinamente natural.

Contribución a la reforestación.Los bosques de México están creciendo y mantener estos bosques saludables produce beneficios para la sociedad y garantiza la biodiversidad. Además, los bosques gestionados de manera responsable proporcionan un recurso inherentemente sustentable.

Completamente reciclable.Los empaques fabricados a base de papel es 100% reciclable en la mayoría de los casos, convirtiéndose en papel nuevo una y otra vez. Es un recurso esencial para la industria ya que representa una fuente de materia prima.

Fácil de eliminar.Debido a que el cartón corrugado es un paquete de un solo material, puede desecharse de forma rápida y fácil. O bien se presiona en una paca de papel viejo en el punto de venta o se pliega para ahorrar espacio de almacenamiento hasta que es transportado. Otra ventaja del embalaje de cartón corrugado es que las cajas o bandejas se pueden recoger sin más clasificación. Por lo tanto, las empresas y los consumidores ahorran tiempo y dinero valiosos.

SEGURIDAD

 Brinda protección a los contenidos, es un envase por medio del cual un producto es transportado con facilidad desde el fabricante hasta el consumidor.

Por su estructura los empaques de cartón corrugado resisten el transporte fácilmente y hay dos tipos de empaques de cartón para esta tarea: cajas de cartón de línea o cajas de cartón especiales o también se le conoce como cajas de cartón a medida.

AMBIENTALES

Existe una importante infraestructura para el reciclado. Actualmente la industria papelera que demanda este producto en México, cuenta con 58 molinos de papel en 20 estados de la República Mexicana, con la capacidad suficiente para producir más de 5 millones de toneladas de papel y cartón, dando 64,000 empleos directos y 235,000 empleos indirectos.

Existen importantes beneficios ambientales al reciclar papel y cartón. Por cada tonelada de papel reciclado se ahorran 2.5 m3 en rellenos sanitarios y se capturan más de tres toneladas de gases efecto invernadero al evitar la descomposición del papel y cartón de desperdicio en tiraderos y rellenos sanitarios, lográndose la mayor eficiencia en el uso de la fibra virgen.

Existen importantes beneficios económicos derivados del reciclaje de papel y cartón. Cada tonelada de fibra secundaria reciclada en México, es valorizada al menos siete veces, y se integra a la derrama económica y fiscal en el país.

* Datos proporcionados por la Cámara de la Industria del Papel.

HIGIENE

 Recientes pruebas realizadas en Europa sobre higiene y seguridad alimentaria

demuestran que el empaque corrugado mantiene su producto más fresco que el plástico.

La investigación muestra que la fruta permanece fresca por hasta tres días más en empaques corrugados.

Una caja limpia cada vez

El cartón corrugado es la solución más limpia para el envasado de productos alimenticios. ¿Por qué?

Debido a las altas temperaturas aplicadas durante el proceso de fabricación (el proceso de fabricación de cartón corrugado utiliza elementos de calentamiento con temperaturas entre 180 ° C y 200 ° C. El material alcanza temperaturas de al menos 100 ° C tres veces, una durante la fabricación del papel mismo y dos veces durante el proceso de conversión a cartón corrugado).

Además, cada paquete se usa para una sola entrega. Esto es cierto para frutas y verduras, así como para pan, huevos, productos cárnicos y otros alimentos. Debido a que con cartón corrugado, los consumidores y clientes pueden estar seguros de que cada caja, bandeja y caja de cartón se está utilizando por primera vez.

Garantizado

La temperatura y la prueba de tiempo demuestran que el proceso de corrugado destruye las bacterias.

Buenas prácticas de fabricación

Desde 2003 el estándar de buenas prácticas de fabricación (GMP) de FEFCO (Corrugated Packaging) / ESBO ha confirmado que los productos de cartón corrugado satisfacen todos los requisitos de la industria alimentaria en cuanto a calidad, seguridad e higiene. En general, no es necesario implementar auditorías costosas para verificar este hecho. En este estándar, lo único que se necesita en la industria del cartón corrugado, puede integrarse fácilmente en sistemas de certificación existentes como ISO 9000, cumple también los criterios de otros estándares, como los establecidos por BRC / IoP (British Retail Consortium Global Estándar para envases de alimentos).

PROTECCIÓN

El cartón corrugado es resistente a golpes, impactos, caídas y vibraciones. Puede soportar los peores tratamientos sin perder ninguna de sus propiedades.

Está hecho de una combinación de dos hojas de papel llamadas revestimientos, pegadas a una hoja interior corrugada llamada acanalado. Estas tres capas de papel se ensamblan de manera que da a la estructura general una mejor resistencia que la de cada capa distinta.

Esta ingeniosa construcción forma una serie de arcos conectados que son bien conocidos por su capacidad para soportar pesos fuertes. Esta estructura da al cartón corrugado considerable ligereza, rigidez y resistencia.

La rigidez y ligereza del empaque corrugado realmente ayuda a reducir los costos, a la vez que garantiza el máximo rendimiento del material, especialmente en términos de resistencia a la compresión vertical. ¡Esa relación fuerza / peso es totalmente única!

Además, su ingeniosa construcción proporciona notables cualidades de absorción de impactos y un excelente aislamiento térmico.

EMBALAJE

 El cartón corrugado es el material de embalaje ideal y altamente adaptable. El embalaje es un componente clave de nuestro estilo de vida moderno y se está convirtiendo en un vínculo cada vez más esencial para la cadena de suministro. Al ser altamente adaptable, el cartón corrugado es el material de embalaje ideal para satisfacer las diversas expectativas de los socios de logística en toda la cadena de suministro.

El corrugado puede crear valor agregado a empresas que están bajo presión constante para reducir costos. Hoy en día, los empaques corrugados están diseñados por computadora para un máximo ajuste y eficiencia del producto. El EDI (Intercambio Electrónico de Datos) y las transacciones basadas en web facilitan la asociación con los clientes y son herramientas útiles para el control de stock y otros procesos.

El uso de empaques corrugados proporciona el máximo uso de apilamiento y espacio, lo que garantiza que cada vehículo pueda aprovechar su capacidad total. Esto significa que el transporte está optimizado y, como consecuencia, hay menos camiones en las calles y carretera, menos tráfico, menos emisiones de CO2 y un ahorro real de costos.

En comparación con otros sistemas, en un sistema de circuito abierto, el empaque corrugado de un solo viaje se establece como la mejor solución de empaque, especialmente cuando se trata de largas distancias, ya que los camiones pueden transportar tres veces más paquetes corrugados vacíos que, por ejemplo, envases multidireccionales. se puede instalar hasta un 30% más de productos envasados en una plataforma.

El corrugado es un material de embalaje ideal para imprimir todo tipo de códigos, ya sea que se apliquen cuando se fabrica el empaque o en la línea de empaque, estos códigos son la clave para los sistemas de inventario computarizados que rastrean el producto a través de la cadena de suministro.

La trazabilidad completa reduce la pérdida de stock porque los clientes y los proveedores siempre saben dónde se almacenan los productos; esto mejora la disponibilidad de los productos en las estanterías, mejorando la satisfacción y lealtad del consumidor.

La industria también está investigando tendencias futuras, como el desarrollo de envases inteligentes. El RFID (Identificación con Radio Frecuencia) bien puede reemplazar los códigos de barras un día. Por esta razón, la industria del corrugado está probando nuevas aplicaciones con esta nueva tecnología para estar listo cuando sea más ampliamente introducido.

El embalaje corrugado mejora la visibilidad de la cadena de suministro. Permite la identificación eficiente del producto, una preocupación que hoy se ha convertido, tan importante como la identificación de la marca. El corrugado lleva toda la información y los datos necesarios para fines logísticos, como los diversos signos, códigos, códigos de barras o códigos matriciales, así como las etiquetas RFID. Los datos proporcionan información sobre el origen del producto, su naturaleza y su recorrido por la cadena de suministro.

El corrugado puede ser una forma atractiva de mostrar y promocionar productos. Las nuevas técnicas de impresión satisfacen los requisitos de diseño gráfico más sofisticados, la introducción de nuevas tecnologías ha tenido un gran impacto en el diseño de envases. Por ejemplo, las técnicas de impresión digital ahora permiten la producción económica de prototipos, muestras de ventas, tiradas de producción limitadas para mercados de prueba, así como un aumento notable en las posibilidades de “velocidad para mercado” en lanzamientos de nuevos productos.  Las recientes mejoras en las técnicas de impresión flexográfica también han permitido alcanzar una calidad de impresión “directa a corrugados” para tiradas a gran escala que rivalizan con las técnicas tradicionales, además de ser más económicas.